Un proceso desarrollado conducido por la UX

El proceso UX en FOLIO es construido para enfocarse en las necesidades de los usuarios finales desde el principio hasta el final. Creemos firmemente que esta es la manera más óptima de crear un software que es útil, simple y elegante. El proceso empieza definiendo un objetivo general para el sistema en sí mismo y para cada subfuncionalidad del sistema. Cuando los diseñadores UX empiezan la investigación, entablan un diálogo con los usuarios; hacen bocetos en colaboración con los usuarios, y finalmente diseñan la interfaz con un continuo diálogo con los usuarios y otras personas interesadas relevantes. Esto hace que sea necesario un examen exhaustivo de los conceptos y las interfaces de usuario antes de que una sola línea de código se escriba.

Una estructura global, abierta, multi-equipo

La estructura del equipo en FOLIO refleja el siguiente objetivo tecnológico: FOLIO no es un pequeño conjunto de unos pocos módulos ILS monolíticos, sino que es una web sofisticada de micro-apps donde todas sirven a un propósito específico, y que son construidas para existir en un ecosistema que es abierto, matizado en funcionalidad y uso y en continua evolución.

La estructura del equipo UX

En contraste con la construcción de grandes módulos ILS monolíticos, cada área de la biblioteca dependerá de pequeñas apps que cumplen con las necesidades de una área en particular. Las apps usadas no compartirán código, sino que serán construidas con el propósito de interactuar fuertemente con otras apps, APIs y para funcionar en diferentes contextos con diferentes propósitos. FOLIO es de este modo estructurado de manera que apoya esto: un líder UX + equipos de diseño que gestionan la plataforma FOLIO y el marco UX, mientras que equipos separados se encargan de varias áreas como adquisición, gestión de recursos, circulación, etc.

Cada equipo UX en el proyecto de FOLIO está en contacto con los otros, asegurando que todo el mundo va en la misma dirección, y creando un efecto sinérgico donde un equipo puede hacer uso de las innovaciones de otro tan pronto como son inventadas. Todos los equipos UX trabajan con usuarios finales, dueños de producto, desarrolladores y, cuando es relevante, vendedores o promotores, para saber si el diseño de las apps tiene sentido y es fácil de usar.

Para conseguir una buena experiencia de usuario, el equipo UX de FOLIO tiene en cuenta que no se puede conseguir un buen diseño sin involucrar a todos en la creación del sistema y sin enfocar las apps siempre en los usuarios finales y en sus necesidades. Así, una gran parte del proceso UX es asegurarse de que todos pueden estar informados y participar en cómo el diseño mejora y evoluciona.

Una parte esencial de convertir los diseños UX en realidad es asegurarse que hay una gran conexión entre el diseño y el desarrollo. Por esta razón, tratamos de tener un desarrollador UX—un programador con gran sensibilidad para el UX—disponible en cada equipo de desarrollo.